OCIF Investiga Prácticas de UBS en Puerto Rico

  • 0
  • October 17, 2013

El Nueva Dia, 17 de octubre de 2013

Indaga sobre filial bancaria sin licencia para operar en la Isla

Por Joanisabel González

UBS Bank USA, el banco comercial que se alega otorgaba préstamos y líneas de crédito a inversionistas en Puerto Rico, no está autorizado a hacer negocios de banca en la Isla, confirmó a El Nuevo Día, la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).

Ese señalamiento, así como los reclamos de decenas de inversionistas, quienes alegan fueron mal asesorados a la hora de invertir en los fondos mutuos locales y se les instó a tomar prestado utilizando esas inversiones como colateral, ha motivado una investigación por parte del regulador local a las operaciones de UBS Financial Services y sus filiales en Puerto Rico, confirmó además el titular de la OCIF, Rafael Blanco.

“Hasta donde entendemos, esa institución no está autorizada para hacer negocios en Puerto Rico. Es uno de los ángulos que estamos investigando”, dijo Blanco, quien no quiso ofrecer detalles del examen que realizan.

“Tenemos personal de la OCIF allí (en UBS). Están cooperando con nosotros y también ellos están haciendo su propia investigación”, indicó Blanco en referencia al principal banco de inversiones de Puerto Rico.

A preguntas de El Nuevo Día en torno a posibles violaciones de ley por parte del banco de inversiones, Blanco indicó que “habrá que ver la naturaleza del caso y qué transacciones se hicieron”.

“Hemos hecho un requerimiento de información a ese banco (UBS Bank USA). Hay que ver cuál es su posición y qué remedios tiene el estado con una entidad que no está registrada y hace negocios en Puerto Rico”, manifestó. “Como estamos en una etapa incipiente del proceso no quiero llegar a conclusiones hasta tener todo el cuadro completo”. Hace poco más de una semana, Karina Byrne, portavoz de UBS en Nueva York, explicó a El Nuevo Día que UBS Bank USA es una filial del banco de inversiones con sede en el estado de Utah.

Entonces, salió a relucir que ese bancomercial otorgó préstamos “sin propósito” a ciertos inversionistas de UBS en Puerto Rico y que el dinero que provino de tales préstamos se utilizó para invertir en el mercado de valores. Esto, según Byrne, es contrario a las políticas de la firma y de otros bancos de inversión por lo que se comenzó una investigación que reviste de alta prioridad.

Interdicto contra UBS

La práctica de otorgar líneas de crédito a clientes por parte de UBS Bank USA y a instancias de la casa de corretaje en Puerto Rico, aparece con algún detalle en dos reclamaciones radicadas ante la Asociación para la Reglamentación de la Industria Financiera (Finra, por sus siglas en inglés), donde los perjudicados alegan pérdidas millonarias por el manejo de sus inversiones por parte de UBS.

Pero desde ayer, en una movida sorpresiva, unos doce demandantes- han solicitado al Tribunal de Primera Instancia en San Juan que emita un interdicto preliminar y permanente contra el banco comercial en Utah, UBS Financial Services of Puerto Rico y su matriz en Estados Unidos, así como el principal oficial ejecutivo de la firma en la Isla, Carlos V. Ubiñas y cuatro oficiales de la firma de inversiones en la Isla.

En la súplica, se alega que los demandados operan en Puerto Rico aún cuando el banco comercial no está autorizado a hacer negocios bajo la Ley de Bancos de Puerto Rico y los ejecutivos del banco de inversiones en la Isla no estarían autorizados a ofrecer o conceder préstamos, lo que se regula bajo la Ley para Reglamentar el Negocio de Intermediación Financiera.

También se solicita frenar las acciones de cobro que se alega comenzó el banco con sede en Utah, una vez las pérdidas en las carteras de los clientes por la caída de los bonos de la Isla y los fondos mutuos locales han provocado que los préstamos quedaran sin colateral suficiente obligando al pago de estos.

Los demandantes, asesorados por los corredores José G. Ramírez (Whopper) y Carlos Freire, a su vez, supervisados por Doel García, habrían perdido unos $66 millones, según el documento.

La investigación de la SEC

El documento de unas 20 páginas establece un vínculo entre la investigación que efectuó la Comisión de Bolsas y Valores (SEC) contra la firma hace poco más de un año y que resultó en una multa de unos $26.6 millones. La SEC concluyó, entre otras cosas, que UBS manipuló para su beneficio el mercado secundario donde se trafican las acciones de los fondos mutuos de la Isla con los eventos actuales. UBS Puerto Rico pagó la multa sin aceptar o negar los hechos.

“La referida conducta ilegal de UBS-PR, llevada a cabo con el conocimiento de UBS (en Delaware)… le causó y le sigue causando grandes daños y pérdidas económicas a los aquí demandantes”, reza el documento.

Y de paso, alega que como parte del “esquema ilegal ideado para la venta de las acciones de los fondos mutuos”, se “indujo” a los clientes de la firma a tomar líneas de crédito por el banco en Utah y a utilizar “el producto de dichos préstamos ilícitamente para comprar más acciones de los fondos mutuos de UBS, para incrementar así artificialmente la demanda y el precio de dichas acciones”. Ayer, tras conocer del interdicto, El Nuevo Día solicitó una reacción a Byrne. La ejecutiva indicó que no podía emitir comentarios en ese momento porque UBS aún no había recibido el recurso radicado en su contra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.